Los riesgos de comprar barato (lo barato sale caro)

Simplemente, lo barato suele salir caro
barato

La persona que no tiene mucho dinero y se ha dedicado a comprar barato toda su vida por ahorrar unos cuantos euros, sabrá por experiencia propia lo que voy a contar ahora. Y es que yo llevo haciendo eso mucho tiempo, pero llega un momento en el que acabo harto de que los productos que se compran a un super precio, al final acaben resultando una basura, o en el mejor de los casos, una chapuza.

Voy a poner dos ejemplos que recuerdo ahora. El primero, el de un llavero-linterna comprado por un euro el cual tenía un botón que lo pulsas y se enciende la luz de la linterna. Además, que me valía de llavero. (Cuando lo compré aún no tenía el móvil con linterna).

Bien, pues la pila de ese llavero que hacía que se encendiera la luz LED, tardó muy poco en gastarse, y bueno, al menos quedaba el llavero, pero aún así, por el precio que era, no creo que compense mucho.




Ahora les pondré otro ejemplo, el de unas gafas de sol que me compré hace unos pocos meses por un euro también. Precios chollazos ¿no? pues menuda mierda, verán:

desde que me las compré (sería por junio de 2016), no habían tenido golpes que yo recuerde, y si los tuvieron, serían muy flojos, pero es que resulta que una vez, en dos despistes, se me cayeron al suelo (de una distancia bastante corta), y en la primera caída, se salió la lente fuera y se vió una rotura pequeña en la montura.

No pasa nada, se la coloqué bien y al final estaba todo bien, sin ninguna anomalía para usarlas. Pues ahora viene la segunda caída, la cual se me volvió a caer de la misma distancia diría yo mas o menos, y la rotura era  mas grande, la lente volvió a salir algo disparada y ahí ya, la montura quedaba partida por la parte de arriba, y ya la lente no se podía colocar.

En realidad, podría poner mas ejemplos de que LO BARATO, SIEMPRE SUELE SALIR CARO, como mi antiguo móvil, aunque éste me duró lo suficiente y tampoco era tan barato, pero al final, a los tres años y algo, comenzó a hacer cosas raras, por no hablar de la batería que ya no duraba ni 15 minutos del 100% al 0%.

También podría hablar de un cable USB que me vino con el móvil nuevo, que todo en conjunto me salió baratísimo, y el cable se me rompió enseguida, ya casi ni detectaba el móvil, por lo que era otra chapuza.

Ahí lo ven, si compras barato por ahorrar dinero, al final te va a salir, no solo caro por el hecho de que se te rompa rápido, sino que te desquiciará el hecho de que has comprado una mierda de producto. Debe haber productos muy baratos que salgan buenos, pero creo que tienen que ser tan escasos, que se suelen ver en muy pocas tiendas o en muy poca cantidad.

Sé que cuando no se tiene mucho dinero o no se trabaja éstos son los remedios que hay que hacer (como yo los he hecho hasta ahora), pero lo que tengo claro ya, es que cuando tenga un trabajo, no volveré a comprar productos baratos, al menos, no productos importantes o de necesidad baratos, porque si no, saldrán una piltrafa que acabará destrozándose.

En fin… lo dicho, lo barato sale caro.



Compartir ésto en redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn