Bibliotecas ruidosas

Seguramente les ha pasado alguna o algunas veces, de ir a alguna o algunas bibliotecas y tener que soportar ruidos (de golpes o cualquier otra cosa) o las distracciones de la gente que entra y sale por la puerta (de tener la puerta cerca de la mesa donde te sientes).